Las habitaciones Premier son un claro ejemplo del lujo sobrio; su estilo, muy peculiar pero sencillo, tiene un toque colonial por las cálidas tonalidades del ocre, de la arena y del azufre. Estas habitaciones, espaciosas y luminosas, disponen de cama de matrimonio grande, o bien de dos cómodas camas individuales.